Portal Aldea Urbana



Qué hacer cuando se adquiere una vivienda que no pertenece a una agencia inmobiliaria

Escrito el 24 enero 2011 por Miriam Guevara

Foto obtenida de pisos hogarpedia.com

La gestión de compra es tan importante como la búsqueda de la vivienda que, a veces, puede tornarse compleja. No basta con realizar la visita y recopilar una serie de datos, no se trata de tener una ligera idea de lo que supondría adquirir una vivienda. Muchas inmobiliarias y propietarios suelen ocultar pequeños detalles que podrían influir en una decisión y esto sucede en el ejemplo siguiente:

La Sra. Mendoza, posible compradora, se presenta ante nosotros y nos manifiesta que tiene dos problemas: el primero de ellos se relaciona con las hipotecas, y el segundo, con los pasos que debe tener en cuenta antes de adquirir el inmueble. Pero manifiesta que, a la fecha, no desea contactar una agencia inmobiliaria.

En cuanto al primer tema, lo recomendable es familiarizarse con las hipotecas; para ello se debe recurrir a una entidad financiera que esté dispuesta a negociar y otorgar un préstamo hipotecario. Se debe optar por el préstamo que mejor se adapte a sus necesidades, el tipo de interés: fijo o variable; si conviene aceptar comisiones de amortización anticipada o no, etc.

En este sentido, si la Sra. Mendoza cuenta con un trabajo estable, cuyos ingresos cubren la hipoteca; entonces adelante. Por el contrario, si se trata de un emprendedor o de una persona que desea incursionar en el sector inmobiliario, la hipoteca podría convertirse en su talón de Aquiles.

En cuanto a las actuaciones a tomar en cuenta, además de analizar con calma cualquier documento que vaya a firmar -puesto que se parte del supuesto que a todo consumidor le asiste la facultad de objetar ciertas cláusulas y de negociar aquellos puntos en los que no esté acuerdo, tanto en la promesa de venta, como en la escritura definitiva de compra de cualquier propiedad-, se recomienda lo siguiente:

Realizar una investigación de la periferia en la cual se ubica el inmueble vecinal, a fin de conocer factores como el tipo de vida, ruidos molestos, obras, contaminación, delincuencia u otros problemas.

Determinar si la vivienda está dentro de un área urbanizable, pues de esta forma se determinará si la construcción o vivienda cumple la normativa urbanística.

Verificar que la situación del inmueble sea similar tanto en el Registro Público como en la declaración que se efectúa en la municipalidad correspondiente. Por ejemplo, el nombre del vendedor y la dirección debe coincidir tanto en la partida registral del inmueble como en la declaración jurada de autoevalúo (HR, PU y recibos de pagos del impuesto predial que debe cancelar el vendedor).

Evaluar la situación del vendedor en el mercado inmobiliario, pudiendo confirmar los datos de la empresa mediante la visualización de la página web de SUNAT, o exigir la documentación necesaria para que sus representantes se encuentren debidamente facultados.

Analizar el plano que otorga la Municipalidad sobre la edificabilidad, la ocupación, el uso del suelo, las alineaciones oficiales y particulares así como los fondos edificables y la densidad constructiva, para tener una visión de lo que podría afectar la plusvalía de su vivienda.

Aldea Urbana siempre piensa en brindarte lo mejor, por ello hemos establecido un convenio con el Instituto de Alta Gerencia (IAG) , quienes colaborarán con artículos legales que absolverán tus dudas.

Deja tu comentario





Compartir



Portal Aldea Urbana



Etiquetas



Recibe Novedades Ingresando tu e-mail:

Optimizado por FeedBurner





Nuestras Fotos en Flickr

Ver todas las fotos

Valid XHTML 1.0 Transitional


Creative Commons License